Centrifugación


Prestaciones

La Unidad de Centrifugación ofrece a los investigadores de la Universidad Miguel Hernández y de otras instituciones públicas y privadas, la posibilidad de separación gravimétrica de muestras por medio de la centrifugación de las mismas. La utilidad de esta unidad en la investigación biomédica está fuera de toda duda.

Ubicación

  • Edificio Torrepinet. Campus de Elche
  • Edificio de STI. Campus de Orihuela

Equipos

  • Sistema de baja velocidad

Máquinas:
Beckman Allegra 25R (Elche)
Sorvall RC-5C PLUS (Orihuela)

  • Sistema de alta velocidad

Máquinas:
Sorvall RC-5C PLUS (Orihuela)

  • Sistema de ultracentrifugación

Máquinas:
Beckman L8-70M (Elche)

Rotores:
Beckman TL-100.4 (Elche)
Beckman TFT-70 (Elche)
Kontron TFT-70 (Elche)
Beckman SW-41(Elche)
Beckman T-35 (Elche)

Normas

  • Los equipos de centrifugación (rotores y centrífugas) están destinados al uso del personal investigador de esta universidad, siendo extensivo a personas ajenas a la institución en las condiciones previstas por los Servicios Técnicos de Investigación de la Universidad. En cualquier caso, los usuarios de esta Universidad tendrán preferencia en la utilización de estos equipos.
  • Los equipos dependen del Vicerrectorado de Investigación, cuentan con personal técnico responsable del mantenimiento, coordinación y control de su uso. El personal técnico se encargará, así mismo, de velar por el cumplimiento de las normas de uso, organizar cursos de adiestramiento de nuevos usuarios así como de resolver, en primera instancia, cualquier tipo de conflicto que pudiera surgir en la interpretación de estas normas.
  • Será el Director del Servicio Técnico de Apoyo a la docencia e investigación, o la persona que éste designe, quien autorizará el uso de los equipos de centrifugación, solicitando y comprobando en su caso la cualificación pertinente. En caso necesario explicará el uso al interesado.
  • La utilización de los equipos de centrifugación se hará por estricto turno de reservas. Las reservas se verificarán anotando el nombre y la extensión telefónica en las hojas expuestas a los efectos, debiendo reservarse tanto la centrífuga a utilizar como el tipo de rotor.
  • Será responsabilidad del usuario dejar las máquinas y los rotores en las mismas condiciones en las que se encontraron. Ello afecta tanto a la limpieza del material como a las modificaciones que introduzca el usuario sobre las condiciones originales de los equipos. El usuario anotará en las libretas de control que hay en cada máquina la información requerida al finalizar su uso ( nombre, fecha, tiempo de uso, velocidad, rotor…).
  • Se prohíbe terminantemente comer, beber o fumar en la sala de centrífugas.
  • Se prohíbe terminantemente alterar las condiciones habituales de refrigeración de la sala de centrífugas sin la autorización expresa del responsable.
  • Fuera del horario del técnico el acceso a los rotores se verificará solicitando las llaves de los armarios en la conserjería del edificio en donde estarán depositadas. Esto implicará a los usuarios registrar su nombre y la hora a la que se recogen y devuelven las llaves. La responsabilidad que se derivara por negligencia o mal uso de los equipos recaerá sobre el usuario y, en el caso de estudiantes (doctorandos, becarios), sobre el director del grupo o del proyecto de investigación. Cualquier falta en este sentido será puesta en conocimiento del Director del Servicio Técnico de Apoyo a la Docencia e investigación, que dispondrá las medidas oportunas. En cualquier caso el responsable de la unidad, ante una anomalía en el cumplimiento de estas normas, podrá, con el visto bueno del vicerrector de investigación, retirar temporalmente los privilegios de uso de la unidad de centrífugas al usuario o usuarios implicados en dicha anomalía.