Un estudio logra crear plantas brillantes usando genes de hongos

Esta una nueva técnica podría arrojar luz sobre el funcionamiento interno de las plantas.

Un equipo de investigadores dirigidos por la Dra. Karen Sarkisyan, CEO de la start up Planta e investigadora del Imperial College de Londres, ha conseguido crear en laboratorio plantas que emiten luz empleando los genes de un hongo bioluminiscente. La publicación de este estudio en la revista Nature Biotechnology cuenta como el equipo de Sarkisyan insertó cuatro genes de un hongo bioluminiscente llamado Neonothopanus nambi en el ADN de las plantas de tabaco. Estos genes se relacionan con enzimas que convierten el ácido cafeico (presente en todas las plantas) en una luciferina que emite energía lumínica, antes de convertir la sustancia resultante en ácido cafeico. El resultado son plantas que brillan con un tono verdoso visible a simple vista.

Numerosos animales, microbios y hongos, desde luciérnagas hasta hongos de miel, pueden brillar, un fenómeno conocido como bioluminiscencia. Esto ocurre cuando las enzimas actúan sobre sustancias químicas conocidas como luciferinas dentro del organismo, lo que se traduce en la liberación de energía en forma de luz. Sin embargo, la bioluminiscencia no surge naturalmente entre las plantas. Esta investigación no es la primera en la que científicos crean una vegetación resplandeciente pero sí es la primera que utiliza los genes de hongos que emiten luz.

Imagen: Planta/MRC London Institute of Medical Sciences

Vídeo del resultado de esta investigación: https://www.eurekalert.org/multimedia/pub/230158.php

Esta nueva técnica es menos costosa y menos laboriosa que las anteriores (basadas en la introducción de nanopartículas o de genes bacterianos) y consigue un grado de luminosidad mayor, siendo un proceso que involucra una luciferina producida a partir de un químico naturalmente presente en las plantas: el ácido cafeico.

Esta investigación tiene aplicaciones dentro y fuera del laboratorio. Por un lado, la start up que dirige Sarkisyan pretende usarla para comercializar plantas luminiscentes decorativas. Mientras, en el terreno científico, «esta tecnología se puede utilizar para visualizar actividades de diferentes hormonas dentro de las plantas durante su vida útil de forma absolutamente no invasiva» según afirma la propia Sarkisyan. 

Fuente: The Guardian / Nature /Imágenes: Planta/MRC London Institute of Medical Sciences

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *