Las vacunas ARNm

Las vacunas para la COVID-19 ya están aquí y la técnica que ha permitido que sean desarrolladas se llama ARNm (ARN mensajero). ¿Es peligroso? ¿Te cambiarán el ADN? Para entender de qué se trata tendremos que explicar los elementos que hacen falta para el desarrollo de las mismas.

En primer lugar tenemos las proteínas que son las herramientas de trabajo de nuestras células, de las bacterias y de los virus. A continuación el ADN, que sería el libro maestro de instrucciones para construir las proteínas. Otro elemento son los genes. Nuestro ADN contiene 35.000 genes de los cuales según un equipo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins de EE.UU. habría 21.306 genes codificantes de proteínas. Un gen es una instrucción concreta para fabricar una única proteína. Y finalmente tenemos el ARNm que serían la orden de fabricación de un solo  gen. Es el mensaje que llega a los ribosomas, las fábricas de proteínas, para que fabriquen una proteína especifica. Al poco tiempo el ARNm se degrada y desaparece.

Pie de foto: Bases del ADN

El caso es que nuestras células solo saben pasar la información de ADN a ARN y no al revés. Es por esto que las nuevas vacunas de ARNm no van a modificar nuestro ADN.

La función de las vacunas desarrolladas con la técnica ARNm es permitir a nuestras células hacer una copia de las proteínas del virus, para que sean reconocidas por nuestras defensas y así cuando el virus llegue a nuestro organismo las defensas estén preparadas para dar una respuesta más fuerte y rápida.

Fuentes: Wikipedia y genotipia.com

Destacados

Instrumentación Científica

Categorías