Diabetes: desarrollan la primera prueba de glucosa sin aguja

Un grupo de investigación de la Universidad de Newcastle, en Australia, ha desarrollado la primera prueba de glucosa que mide los niveles de azúcar de los pacientes diabéticos a través de la saliva, a diferencia de las actuales pruebas que emplean la sangre. Esta tecnología evita el uso de agujas, es totalmente indolora para las personas y podría estar en el mercado en 2023.

Según el líder de investigación de la Universidad de Newcastle, el profesor Paul Dastoor, «uno de los desafíos clave fue la absoluta falta de disponibilidad de glucosa en la saliva. Existe en concentraciones mínimas, por lo que necesita desarrollar una plataforma increíblemente poderosa para detectarlo. La saliva también contiene una plétora de otras sustancias, por lo que luego debe desconectarse de mucho ‘ruido’ para asegurarse de que los resultados sean precisos ”.

Para lograr esta plataforma altamente sensible el grupo de investigación empleó una enzima natural, la glucosa oxidasa. Este biosensor interactúa con la saliva y genera una corriente eléctrica que se  puede detectar y medir para revelar niveles de glucosa de alta precisión. Estos datos podrían entregarse a través de una aplicación de teléfono inteligente y ser almacenados en la nube. Este sensor se coloca en una fina lámina semitransparente más pequeña que un chicle. La fabricación industrial de esta tecnología requiere la construcción de un centro de producción que comenzará este mismo año y que cuenta con una financiación de 6,7 millones de dólares del Gobierno de Australia. Los primeros test podrían estar en el mercado en 2023.

Biosensores en rollo

Biosensores enrollados. Universidad de Newcastle

Esta tecnología también se puede utilizar para detectar otros biomarcadores. “El biosensor es una ‘tecnología de plataforma’, lo que significa que será ampliamente aplicable para detectar una variedad de sustancias que identifican una variedad de enfermedades. Ya estamos buscando las sustancias que identifican el cáncer, las hormonas y las alergias ”, dijo el profesor Dastoor. Asimismo, el equipo liderado por Dastoor ya se encuentra trabajando en colaboración con la Universidad de Harvard para el desarrollo de una prueba menos invasiva de detección de Covid-19.

Según los datos que manejan los académicos, más de 460 millones de personas en todo el mundo que se realizan actualmente pruebas de glucosa con regularidad podrán beneficiarse de esta nueva tecnología, indolora y no invasiva.

Fuente: The University of Newcastle, Australia

Destacados

Instrumentación Científica

Categorías